El espiral que derriba muros

Por Dulce María Ramón

El espiral emerge de la esencia de cada alma, se llena de armoniosas palabras.  ¿Y si en cada línea curva colocamos libros? de todos tamaños, de todas las tonalidades, de texturas diferentes, de vocablos distintos, para que comiencen a entrelazarse unos con otros, para que nos inunden con universos alternos al nuestro ¿Y si se los ponemos en las manos de quienes no tienen ventanas y viven entre muros? para que de sus ojos emerjan seres extraordinarios, lugares inimaginables, donde la esperanza no se pierda.

Arturo Morell director y productor de teatro y cine, poeta, incentivador cultural, presidente de la Fundación Voz de Libertad la cual se dedica al estudio de la sociedad para detectar problemáticas y diseñar estrategias culturales para resolverlas, entre la que sobresalen el proyecto de intervención cultural y documental Un Grito de Libertad, fue quien tuvo la iniciativa de crear El Espiral más grande del Mundo, “nació de una reunión donde se hablaba de qué se podía hacer para fomentar la lectura entre las personas que están privadas de la libertad” Los libros son el medio inmediato, el más accesible para poder llevar cultura a los reclusorios y trabajar en distintas líneas con el objetivo de estimular el interés de la lectura. No obstante, el gran desafío estaba en cómo lograrlo, para que instituciones diversas, editoriales y personas civiles coincidieran en un punto para poder donar los libros de interés general y en buen estado. Por ese motivo, el escenario ideal fue la plancha del Zócalo de la Ciudad de México. “Al principio la gente no sabía exactamente de qué se trataba, cuál era el objetivo” Con el doble propósito de sumarse a la conmemoración de los 400 años del Quijote y contribuir al fomento a la lectura, el 26 de octubre de 2007, se formó en torno de la asta bandera, la primera espiral de libros más grande del mundo, “el primer título que se colocó fue El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. A partir de ahí se puso un ejemplar de la novela de Miguel de Cervantes cada 400 libros”.

Ahí fue donde la nació la frase que es parte medular de este proyecto cultural: Que en las cárceles haya más libros que presos. Para asombro de muchos se estableció un récord mundial de 10,090 libros, los cuales fueron donados a Centros de reclusión, impulsando la creación de bibliotecas y círculos de lectura. Tres años después en 2010, cuando fungía como cónsul Cultural de México en Miami se rompió de nuevo el récord con 10,235 libros.

El espiral simboliza la evolución, el crecimiento y la armonía, por ese motivo en noviembre de 2017 se organizó el tercer Espiral más grande del Mundo “El objetivo de seguir, llevando a las cárceles libros, pues la experiencia nos había dejado que, con ello se contribuye en gran medida a bajar el nivel de violencia y a que la convivencia sea más armónica, pues las personas privadas de la libertad, ocupan su tiempo en leer”.  El evento tuvo dos escenarios; el primero fue el 11 de noviembre en el Museo Diego Rivera Anahuacalli, donde hubo un festival musical con varios grupos invitados, el costo de la entrada era la donación de cinco libros –mil 500 libros se recaudaron–., la segunda fecha fue el lunes 13 de noviembre, donde de nuevo se volvió a romper el récord; se logró superar la cifra de 10 mil 250 libros con 13 mil 331 libros donados.

Ahora hay una nueva meta que se desea alcanzar el próximo 5 de abril, con la cuarta Espiral más grande del mundo, –en la plancha del Zócalo– debido a que, en los 10 centros de reclusión de la Ciudad de México, hay un aproximado de 28 mil personas privadas de la libertad, para lograr que en las cárceles haya #maslibrosquepresos, se necesitan colectar 15 mil libros y continuar con la formación de bibliotecas que  también darán servicio a las familias de los internos como al personal de seguridad y custodia. Esta acción será renovadora en el ámbito de la reinserción social internacional. “Siempre nos ha impresionado como las personas reaccionan a la convocatoria. Llegan en autos con las cajuelas llenas de libros, en transporte público, de todas las edades, es una fiesta donde todos desean de una u otra manera poner su granito de arena”

Imaginemos que cada libro que donemos será una ventana de luz para quienes lo lean. No perdamos la oportunidad de contribuir.

Jueves 5 de abril/ Zócalo CDMX/ 10:00 am a 17:00 pm.

Libros de interés general, en buen estado.

0 responses on "El espiral que derriba muros"

Deja un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X