Toni Morrison y el poder del lenguaje

Por Estefanía Arista Palacios

El pasado 18 de febrero, la escritora Toni Morrison, nacida en Ohio, cumplió 86 años. En 1993, fue la primera mujer afroamericana recibir el Premio Nobel de Literatura, por darle vida a un aspecto esencial de la realidad americana, con gran fuerza visionaria y porte poético. El 7 de diciembre del mismo año, Morrison dio su discurso. Con una analogía entre una historia ancestral sobre una anciana ciega y sabia y unos jóvenes que desean ponerla a prueba. Para desestimarla, llegan con un pájaro en sus manos y le preguntan si está vivo o muerto. La anciana no responde, y tras una larga espera, decide: “no sé si el pájaro que tienen está vivo o muerto, lo único que sé es que está en sus manos. Está en sus manos”.

A partir de este punto, Morrison explica que conforme ha pasado el tiempo, ha llegado a concebir al pájaro como el lenguaje y a la anciana como una escritora con práctica. Mientras los jóvenes buscan desafiar a la mujer, también llegar a su puerta con la idea de que el lenguaje debe ser forzado para mantenerse vivo: “la vitalidad del lenguaje reside en su habilidad para pintar lo actual, las vidas imaginadas y posibles de sus hablantes, lectores, escritores. Aunque a veces su equilibrio esté en desplazar la experiencia, no es sustituto de ella.” Palabras como las de este discurso son dignas de recordar en tiempos en los que el lenguaje comienza a ser tan inmediato, comienza a considerarse por jóvenes y adultos como moldeable a nuestro antojo y para nuestros fines personales. Feliz cumpleaños, Toni, y gracias esta importante reflexión sobre el poder de las palabras, la cual es la parte de su discurso de aceptación y sigue refiriéndose a la anciana ciega: “Ella piensa que el trabajo con las palabras es sublime porque es generativo, toma un significado que asegura nuestra diferencia, nuestra humana diferencia –del modo en que no somos como ninguna otra vida. Morimos. Ese puede ser el significado de la vida. Pero nosotros hacemos el lenguaje. Esa puede ser la medida de nuestras vidas.”

Fuente: Hasta donde llega la voz

 

0 responses on "Toni Morrison y el poder del lenguaje"

Leave a Message

X