Testimonio sobre clase con Beatriz Novaro 2

Beatriz Novaro enseña con el corazón. Es un verdadero placer asistir a sus cursos de guión. Presenciar  su clase es garantía de aprendizaje, pero no sólo eso, uno se queda para siempre con esos pensamientos que  ella enuncia con la fiel esperanza de lograr un bien en el trabajo del alumno. Beatriz no repara en tiempo ni energía. Ella da todo se sí misma en cada clase, en cada enunciado, en cada palabra o escritura. El guión de cine no es ni sería lo mismo sin una maestra como ella que comparte hasta el más recóndito conocimiento sobre una disciplina que merece tanto esfuerzo y trabajo. Ella espera, quiere, motiva, ayuda, desengaña y alienta a sus alumnos. Ella no para, nunca lo hace. Nunca deja de regalar a manos llenas todo lo que experimenta y sabe. Cada que mis manos escriben algo nuevo o algo que hace que mi corazón palpite sé que en gran medida es gracias a lo mucho que he interiorizado en sus clases.

Ericka Sánchez Cinefilias Coyoacán, México.

X