Sexualidad, género y vínculo en “La tía” de Lauri García Dueñas

Por Fernanda Martínez Varela

La sexualidad, el género y el vínculo, aparecen unidos en “La tía” como un sino del cual se pretende escapar. Los dictámenes de la raza, en este sentido, aparecen como un deber molesto que ocupa el lugar dictado. Es por esto el error, la cacofonía que se jacta de sí y el lenguaje metapoético que pretende cuestionar desde la conciencia aquel dictado.

Me sequé el vientre dos veces / el olor de mi sexo es fuerte/ cometo cacofonías/(…) Creerán que soy un artificio fácil y cómodo/ pero mi piel no es un reptil sino más bien / un cuerpo atravesado por mandamientos desobedecidos.

El segundo poema nos habla del mandamiento y sitúa al cuerpo femenino como aquel que se carga sobre el propio en la forma de herencia, situación que repetidamente emerge a lo largo del libro. Dicha insistencia y ciertas fórmulas textuales como (…) soy un fantasma arrancándose la piel/colección de cuerpos agotados (…) o (…) escupir a la mujer que le han metido en las membranas/ y que en la noche le habla en voces (…), nos invita a observar un habitar la sexualidad desde el género compartido por madre y abuelas, es decir, desde el vínculo.

Por ello, resulta la urgencia de romper con la tradición en un arrancarse la piel y escupir a la mujer que se lleva dentro y que habla en voces, como un dictado en susurros, pues se tiene la conciencia de esta herencia. Señala García Dueñas: nací mujer pero pude ocurrir pirámide, subrayando el hecho de la cosa, la cosificación de lo femenino al igualar el género con objetos.

De otro lado, la oposición hombre-mujer, se adosa a significantes que dentro del imaginario social nos resultan familiares, gritos de una madre: una madre /golpes de un padre: un padre, como si en el grito o clamor se enactara la madre (pensemos en la histeria en la psicología y su relación con la mujer, o bien en las vírgenes sufrientes que refuerzan el marianismo en una región donde las mujeres históricamente han sido ultrajadas, desde la violación del colono a su llegada), mientras que en el golpe o el ímpetu violento se enactara la figura del padre. Dicho lo anterior, se hace comprensible la insistencia de García Dueñas por señalar el lugar de la cara como aquel de la identidad forzada por otros. Señala:

Hay un hombre en la cara de la tía/ hay un hombre en su vientre / un hombre silencioso que rara vez se queda a dormir (…)

(…) Mujeres con la mano en la cara / esperando sin rabia / la siguiente instrucción(…)

Dado el diagnóstico certero de García Dueñas, y la conciencia del cuerpo femenino como un lugar que debe redefinirse “(…) cuando pronuncio ‘mucosidad’ me estoy refiriendo a una parte de mí/ irresuelta (…)”; el recorrido del texto resulta en un hallarse la voz en las afueras del dictado o bien en un dictarse a sí mismo desde la propia definición. Así, desprendidas ya las pieles de la madre y abuela, García Dueñas toma la voz del Cristo en la comunión donde se presenta a sí diciendo (…) Este es mi cuerpo/ “mío”/ es mi camino abollado, mi templo violáceo, / mis recovecos, / con las manos escribo y con las yemas me toco / cuando sola me hago sublime / y grito: /No soy esperma de nadie.  

Dado el panorama descrito, “La tía”, libro diágnostico de la situación de las mujeres en la región y que ofrece en su recorrido algunas vías de escape a los mandatos hereditarios que definen la sexualidad a partir del género, resulta un libro necesario y atingente aún a nuestros días.


Fernanda Martínez Varela (Chile, 1991). Socióloga y escritora. Ha sido galardonada por el premio Roberto Bolaño, Concurso Literario UC y Premio Municipal de Santiago Juegos Literarios Gabriela Mistral. Ha participado en festivales literarios dentro y fuera de Chile. Sus textos aparecen en las revistas y antologías Otro Lunes (España), Puño y letra (Bolivia), Maestra Vida (Perú) y en Halo, 19 poetas chilenos nacidos en los noventa. Ha publicado los libros Ángulos Divergentes y La Sagrada Familia. Actualmente mantiene el libro inédito El Génesis y es becaria de la Fundación Neruda.

 

0 responses on "Sexualidad, género y vínculo en “La tía” de Lauri García Dueñas"

Leave a Message

Precios en pesos mexicanos MXN

X