Recordamos la poesía de José Watanabe

A 72 años de su nacimiento, José Watanabe sigue siendo uno de los poetas más importantes de Perú y de los más representativos de la Generación de los 70. Nacido en Laredo el 17 de marzo de 1945, Watanabe era hijo de un japonés y de una peruana, de origen serrano. Tuvo una infancia pobre: sus padres trabajan en una hacienda azucarera como campesinos. Después de trasladarían a Trujillo y, más tarde, Watanabe emigraría hacia Lima para realizar sus estudios superiores.

En su libro Cosas del cuerpo, el yo poético de su poesía posee una mirada aguda con la que describe la vida rural en el campo y el contraste de sus orígenes japoneses e indígenas. Desde el punto de vista del autor, eso es el poeta: un contraste constante. Esto genera en Watanabe una poesía fina, ceñida, sintética. En él no hay excesos. No hay una sola palabra que sobre ni que falte: es un observador objetivo.

Su exploración del cuerpo es uno de los mayores logros de su poesía. Watanabe reconoce, como escribe en su poema El ojo, que “él sólo sabe de su adentro”. Él sólo sabe lo importante que fue su padre para enseñarle el arte de la síntesis, el arte del haikú. A través de su poesía logra una descripción punzante e íntima del dolor, de su infancia y se reconoce a sí mismo como personaje. El yo como objeto principal de la poesía.


Talleres Skribalia

Mi primer taller de poesía

Taller de haikú

0 responses on "Recordamos la poesía de José Watanabe"

Leave a Message

X