La verdad de la ficción

A primera vista, la ficción puede entenderse como una simple mentira, meramente lo que no es real, sin embargo no tiene que ser así. Realmente es por medio de la ficción que podemos entender nuestra realidad y nuestras circunstancias. Mario Vargas Llosa en su libro Cartas a un joven novelista afirma que la ficción puede ser comprendida como una mentira que encubre una verdad.

Desde los principios de la humanidad, la realidad que se vive no es suficiente, por eso es preciso crear realidades por medio de la lengua que cumplan lo que la realidad no logra; es así como un mundo imaginario nos puede decir más de lo que aparenta. El ser humano puede crear ficciones para conocerse mejor,  que le ayuden a autoanalizase y comprender mejor su entorno. Al leer una obra de siglos atrás, podemos adentrarnos en aquella época para comprender cómo se vivía y qué carencias existían. Entonces la ficción no es contraria a la realidad, sino que la aborda y la complementa. En el siglo XVIII, Voltaire, un escritor y filósofo francés crea una obra llamada Micromegas, en la cual un protagonista de otro mundo con un tamaño descomunal (un barco podía entrar en la orilla de su uña) viene a nuestro mundo con el fin de observar, conocer y también criticar (el nuestro sólo era uno de los muchos mundos que existían y que ya había visitado). Entonces nos podemos preguntar ¿un personaje extraterrestre en el siglo XVIII? Se podría pensar que Voltaire tenía mucha imaginación, sin embargo, la realidad es que vivió en una época llena de censura, no se podía decir nada que fuera en contra de los preceptos de la sociedad. ¿Cómo evitar la censura en un cuento que se proponía criticar los tan respetados preceptos? La respuesta que encontró Voltaire fue creando hipérboles, exageraciones; así podía ocultar la crítica detrás de la fantasía.  Es así como nos damos cuenta de que la ficción no nace sin razón y en las razones encontramos la verdad de la ficción.

Al momento que nos enfrentemos a una obra, por más fantasiosa que sea, es importante recordar que en ella se guarda más de una verdad; que si lo pensamos con cuidado nos puede llevar a comprender mejor lo que nos rodea. De igual forma, por medio de la escritura podemos crear infinitos mundos, con sus propias reglas, personajes y ambientes; y claro, detrás de aquel mundo irreal podemos esconder nuestras reflexiones, pensamientos u opiniones que tenemos acerca de nuestra realidad.

¿Quieres crear tus propias ficciones?

Taller de cuento

La dramaturgia como partitura de la realidad

Cómo construir una novela

Fuentes:

*GÓMEZ Redondo, Fernando, Curso de iniciación a la escritura narrativa, Alcalá de Henares: Universidad de Alcalá, 2008

*VARGAS Llosa, Mario, Cartas a un joven novelista, México:  Santillana, 2011

*VOLTAIRE, Cándido; micromegas; zadig, México:  Rei, 1991

0 responses on "La verdad de la ficción"

Deja un mensaje

X